Alan Boguslavsky: “bailé antes de caminar”

Texto: Carlos Molina.

Desde Orpheo siempre hemos tenido claro que nuestro deber como web era el acercar a nuestros lectores a propuestas y artistas de todo tipo, aquellos enclavados en la más rabiosa actualidad, pero también a aquellos no tan anclados en el presente que, sin embargo, se merecen un gran reconocimiento. Este es el caso del artista que nos ocupa, Alan Boguslavsky. Su pericia a la guitarra en Héroes y en el primer proyecto en solitario de Bunbury, así como su destreza en el disco artesanal “The Art of Waiting” y en una banda que debió regalarnos más joyitas, Bogusflow, le hacían merecedor de formar parte de los invitados en esta web. Un auténtico placer, por lo tanto, cruzar el charco, vía Internet, para hablar con Alan.

Retrocedamos a los años de tu niñez y adolescencia. ¿Qué bandas, músicos y discos marcaron esa etapa de tu vida?

Empezaría por Sam the Sham and the Pharaos… Dicen mis padres que yo bailaba el ‘Wooly Bully’ antes de caminar, y aún conservo el LP original de 1965. De ahí pasaría a los Creedence Clearwater Revival, sonaban mucho en la estación de radio (AM 590 La Pantera), al igual que los Beatles, Rolling Stones, Doors… era 1969. Luego llegaron Deep Purple, Black Sabbath, Kiss, Bowie, Yes, King Crimson, Led Zeppelin, Alan Parsons, Pink Floyd… una locura…

¿Cuándo comenzó a “picarte el gusanillo” de la música y cuándo tuviste claro que querías ganarte la vida, o al menos intentarlo,  con ella?

Desde que bailé antes de caminar…

¿Cuál fue tu primer proyecto musical, y el que consideras más serio, antes de entrar en Héroes del Silencio, y qué recuerdas de él?

El primero se llamó ALEJARI, con Ricardo Granados (batería), Jacobo Saltiel (guitarra) y yo, Alan Boguslavsky (voz y armónica), así, sin bajista.

Es conocido cómo entraste en Héroes pero… ¿te costó algunos conciertos darte cuenta y asumir la magnitud de la banda o fuiste consciente de ello y lo afrontaste bien desde un primer momento?

Me llevó toda una gira darme cuenta de dónde estaba y todo lo que eso conlleva, fue mucho aprendizaje.

Recuerdo que Pedro Andreu dijo que era escuchar ‘Song to the Siren’ en cualquier lugar y sentir como si tuviera las baquetas en la mano y estuviera dispuesto a salir al escenario de nuevo. ¿Te sucede lo mismo al oir este tema o cualquier canción de los Héroes?

Cada vez que sonaba ‘Song to the Siren’ yo corría al baño a vomitar… la adrenalina se apoderaba. De vez en cuando aún sucede, maldito Pavlov (risas).

Para los que fuimos, somos y seremos fans de Héroes del Silencio, la banda está muy presente, pero hace ya más de dos décadas de su último trabajo de estudio. Echando la vista atrás, ¿cuáles consideras que son los grandes logros del grupo?

Haber creado canciones que han ya traspasado a otras generaciones, y diría yo que hasta la fecha es la banda de rock en español mas internacional .

Tras Héroes formas parte de Radical Sonora, un disco y directo en el que despliegas grandes momentos con la guitarra y los coros. ¿Consideras que es un álbum más entendido hoy que en su momento?

Creo que hasta la fecha es el disco menos valorado de la carrera de Enrique. Fue el disco de transición, la gente quería Héroes.

Un disco que os llevó a recintos más pequeños y a localidades que no entraban en el circuito de Héroes, aunque imagino que tras tu pasado todoterreno no te tuvo que costar amoldarte a la nueva situación…

En absoluto, la magia del escenario no conoce dimensiones…

Me encanta el disco y temas que se quedaron fuera como ‘La Fatiga’ y covers como ‘Look back in anger’. ¿Cuál es la canción más especial para ti de la etapa de Radical Sonora?

No lo sé, hay varias, como ‘Alicia’, ’Encadenados’, ‘El Jinete’…

Confieso que me sorprendiste en Bogusflow, E.B.A y con “The art of waiting”. Pero en el sentido de decir: joder, pero qué compositor y cantante más cojonudo, con perdón. Te moviste además de forma estupenda en ambientes más cargados de matices o directamente desnudos y acústicos. Imagino que estarás muy, muy satisfecho de tu labor en todos estos proyectos.

Mucho, creo que cada uno de ellos tiene una personalidad muy suya.

No puedo dejar de preguntarte por  ‘Roses in the Garden’, una canción que me parece de las más bonitas que has compuesto y de las más bellas que he escuchado. ¿Qué me puedes contar de ella?

Hermosa canción… Escuchaba mucho a Nick Cave, me contagió mucho para esa canción. Intenté ponerme en los zapatos de un soldado que esta lejos de su hogar y ese fue el resultado.

The Milky Brothers, Los Inmortales SA… descríbenos tu trayectoria musical de estos últimos años y en qué cosa o cosas andas metido…

Los Milky Bros era una de esas que llaman súper bandas, fue muy difícil juntar agendas y compromisos. Los Inmortales luchamos por tres años y no sucedió… Por lo menos dejamos un buen puñado de canciones…

Ahora en lo que estoy volcado es Jamás, banda que mi querido Antonio Jamás y un servidor llevamos ya un par de años trabajando, ya tenemos un primer single y videoliric , “Deshumanos” y estamos por sacar el segundo,”Señores de la guerra”.

Fuera de la música, ¿qué película, serie de TV y libro te gustaría recomendar?

Película: True Grit; serie: True Detective y libro: Empresas y tribulaciones de Maqrol el gaviero de Álvaro Mutis.

 

Be the first to comment on "Alan Boguslavsky: “bailé antes de caminar”"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: