Eduardo Izquierdo: “Elvis: El Regreso” (Lenoir Ediciones)

Texto: Txema Mañeru.

Aunque ya no venda como antes o su cotización esté en horas bajas, Elvis es mucho Elvis. Bueno, es “El Rey”. Su historia ejemplifica muchas de las vidas más importantes del rock’n’roll. Fases de descubrimiento, explosión y posterior consagración. Luego caída en picado por motivos de drogas y demás. Pero siempre la oportunidad de la redención. Redención artística y personal que tuvo lugar en el año 68 con ese “Comeback Special” que sigue siendo, quizás, la mejor introducción a toda su obra. Todo esto lo corroboró además un año después firmando el que para muchos es mejor disco de su discografía, “From Elvis In Memphis”.

Otra clara recomendación propia, además de sus comienzos en Sun Records y recomendación también del autor de este libro, Eduardo Izquierdo. Eduardo se ha convertido en el crítico de rock favorito para muchos que amamos la música de raíces americanas y Bob Dylan, por encima de otros estilos y cantantes. De hecho para Eduardo, Bob Dylan, Johnny Cash y Elvis Presley conforman la santa trilogía de la música norteamericana. Por ello este libro es una especie de culminación para su autor.

Y es que Izquierdo debutó en 2011 con un estupendo. “Quique González. Una Historia que se Escribe en los Portales” (66 rpm). Ya en 2014 escribió uno de los mejores libros que se hayan hecho sobre Bob Dylan jamás en castellano. Un muy especial “Bob Dylan: La Trilogía del Tiempo y el Amor” (66 rpm) que es un certero y original acercamiento a la obra de Dylan y más en concreto a la trilogía formada por “Time Out Of My Mind”, “Love And Theft” y “Modern Times”. La mejor que un artista veterano haya firmado jamás. Al año siguiente nos entregó otro buen disparo con “Johnny Cash. Apocalipsis y Redención”. Ahora cierra el círculo con “Elvis: El Regreso” (Lenoir Ediciones) en 170 páginas que se pasan sin date cuenta. De nuevo vuelve a elegir un momento concreto de una amplia obra para que su enfoque vuelva a ser original y diferente. Claro que como es habitual en Lenoir, de esas páginas 16 son para chulas fotografías capturando esos momentos en color, más que en blanco y negro. Entre ellas destacan varias páginas con portadas de los guapos vinilos de esa época. Si pasas por www.lenoir.es comprobarás que en este recién terminado 2018 nos han dejado otros interesantes libros de rock siempre bien cuidados. Menos que en otras ocasiones pero se han arriesgado con este libro de Elvis cuando muchos otros no lo hicieron.

El libro está dedicado a la Memoria de DJ Fontana porque falleció mientras el autor escribía este libro. Se cierra con una letra de Los Deltonos porque Hendrik es un gran fan también de El Rey. “Súbete atrás, agárrate bien. Porque en mi camino siempre hay curvas. Súbete atrás, haz lo que yo. Piensa en Elvis cuando tengas dudas”. Por cierto que otro de los grandes aciertos de este libro es ceder espacio a las opiniones de muchos músicos, cantantes y escritores seguidores de Elvis. La mayoría de ellas son de estos últimos años, pero también las hay de la época en que salió el disco y de los músicos que estuvieron junto a Elvis. Así las 30 páginas de “Una Pequeña Historia Oral” es un gran y fantástico final con opiniones, por ejemplo, de Scotty Moore, Charley Crockett, DJ Fontana o Priscilla Presley. La primera opinión es la del propio Elvis. “Pensamos que ya era hora. Además, era mejor hacerlo antes de que fuera viejo. También tenemos a otros coetáneos como Jackie Wilson. Entre los críticos repite mucho Greil Marcus y el experto mayor de aquí, Ernesto Barba. Entre los músicos extranjeros repiten y opinan bien Ben Harper, Chuck Prophet, Raúl Malo, Lindi Ortega o Jason Ringenberg, entre bastantes más. Por la parte local, además de Hendrik Röver, tenemos a José Ignacio Lapido, Mario Cobo o Jorge Nunes, entre varios más también. Antes el libro comienza hablándonos de su “Guitar Man”. Tenemos capítulos dedicados a los villancicos de Elvis y también mola que el autor destaque 10 discos esenciales que también salieron en 1968. Son también capítulos amplios y centrales, “El Regreso del Rey” y “Memphis” con todo lo que rodeó a la grabación de tan mítico programa y luego artefacto audiovisual. La capacidad de análisis y síntesis de Eduardo es encomiable  y como sucedía en su guía “Country Rock” y en sus reseñas habituales en Ruta 66 y muchos otros medios es de esos escritores que te incitan a que te pongas a escuchar y a descubrir los discos y obras sobre los que escribe. No creo que ningún seguido de Elvis aquí deje de leer este cuidado trabajo, pero es que creo, verdaderamente, que pueden gozarlo también quienes no sean fans acérrimos de El Rey. ¡Elvis vive!

A %d blogueros les gusta esto: