Sandra Bernardo:”Quería reflejar positividad en todo y el sonido final tenía que vibrar en esa energía”

Texto: Carlos Molina.

De vez en cuando, una propuesta te sorprende con un aire de frescura. Ese es el caso de Sandra Bernardo y su largo “Tropico Ideal”, con el que resalta todo lo que hizo atractivo a su EP previo y la confirma, con sus sonidos tropicales y evocadores, como uno de los nombres a seguir de la escena nacional.

Retrocedamos un momento en el tiempo. ¿Cuáles fueron tus primeras referencias musicales?

Crecí con los Scorpions a todo trapo, los vecinos llamaban a casa para pedirle a mis padres que bajara la música. Mi padre Heavy metal total, muy roquero musicalmente hablando, del rock progresivo al rock duro se lo sabe todo. Mi madre por contrapunto ponía vinilos de Sade, Black Box y lo mezclaba con Las Grecas o música zen cuando se ponía a meditar. Muy variadito, la verdad.
¿Cuándo te animas a probar suerte en el campo de la música y que destacarías de tu trayectoria previa al lanzamiento del primer EP? 
Desde pequeña compaginaba el cole con música, danza y teatro. Mi madre decía que era hiperactiva y que me encantaba cantar así que me apuntaban a todo. Con 15 años empecé formando parte de varios coros en la escuela creativa de música de Malasaña en Madrid, estuve en  Combos de jazz y cantaba en uno de los coros de gospel más grandes de Madrid con el que girábamos por España. Después empecé a viajar sola, conocía a otros músicos y como me quedaba a vivir ahí formaba parte de diferentes bandas. En aquel momento casi siempre cantaba en inglés, hacía electrónica y puse voces en algunos discos de Chill out,  Antes de irme a vivir a Sidney estuve tres años de gira con una marca internacional que creaba proyectos de música de muy buena calidad. Todos los fines de semana viajábamos un grupo de nueve personas de ciudad en ciudad por toda España y hacíamos tres bolos cada noche. Era agotador porque cada día duermes en un hotel y los horarios eran muy intensivos, pero pude ahorrar bastante con esto para seguir viajando y aprendí muchísimo, se cogen muchas tablas así y aprendes a saber captar la energía del público en lugares de todo tipo. Yo era la cantante y montaba algunas piezas.
Pasado un tiempo, ¿cómo valoras la recepción mediática y popular que tuvo “Gardenia” y cuál es tu propia valoración del EP? ¿Cuáles piensas que son sus puntos fuertes y los que juzgas que mejorarías hoy?
La recepción del EP fue muy buena así que solo la puedo valorar positivamente, pasó algo muy bonito. Yo decidí sacarlo sola porque me sentía llena de ganas, otros amigos músicos que ya eran conocidos aquí y que se lo montaron de manera independiente me animaban para que lo hiciera así y todo fluía en esa dirección. Todo fue fácil en un momento en el que nadie hacía este tipo de música aquí en España y por otro lado empezaba a ponerse más de moda todo Latinoamérica así que sentía como que el universo esta a favor de que todo fluyera para mi.
Elegí ‘Fruta’ como single y tanto los medios de comunicación como la crítica y el boca oído hicieron que todo fuera bien. Gracias a esto se incluyo en las listas de éxitos y mi carrera se está forjando de una manera muy natural. El disco ahora es la continuación a todo eso, el paso que tocaba ahora.
Eclecticismo y un plausible empoderamiento femenino son algunos de los puntales de tu propuesta, tanto en “Gardenia” como en este “Trópico Ideal”. Eso y un sonido muy personal dentro del pop-folk nacional, con esas reminiscencias caribeñas y tropicales y un hermoso aire evocador. Imagino que esa personalidad cuando menos diferente a lo que suele ser la producción musical en este país es de lo que más orgullosa te sentirás…
Cuando empezamos con la producción de “Gardenia” acababa de llegar de Australia y vivía en Menorca, muy amoroso todo la verdad. Lo que más me vibraba para empezar era que quería dar con un sonido auténtico y especial, quería fusionar pero tratando de crear algo distinto. Tanto ahora con “Trópico Ideal” como con “Gardenia” en ambos casos las canciones están hechas por mí por lo que también teníamos que darle un sonido que yo traía de Australia donde cantaba también con músicos latinos que me mostraron toda su música, desde lo tradicional hasta lo más moderno.
No quería elegir letras antiguas o populares y crear un repertorio con “equis” producción, me apetecía más cantar y contar mis canciones y hacer una producción diferente. Quería reflejar positividad en todo y el sonido final tenía que vibrar en esa energía. En el estudio fue buenísimo por que nos imaginábamos que estábamos en cualquier playa del Pacífico o del Caribe, empecé a pegar fotos de mis viajes por todas partes y cartulinas con palabras y frases como “Nos vamos a una isla” “Hagamos el amor” “Coco para desayunar”…
Hablando de producción, este disco tiene muchas capas y matices tanto sonoros como vocales. ¿resultó compleja la producción o más sencilla de lo que a priori nos pudiera parecer? ¿Entraste con los temas muy cerrados y trabajados al estudio o hubo mucho curro también en él?
Tanto en el Ep como en el disco la producción la hemos trabajado de una manera muy natural. El Ep como te digo salió casi solo y el disco después de dos años haciendo conciertos en distintos lugares de España nos ha salido muy fluido también, las canciones de Trópico Ideal han sido rodadas en directos. Cuando empezamos a grabar tenía claro que la producción iba a seguir la misma linea del EP pero con un paso más allá, más fuerte de electrónica.
¿Hubo algún tema que se quedó fuera del disco o los doce que lo componen sin todos los que compusiste? 
Hay varios temas, y otros muchos que eran otro pero que en el último momento se transformaron en un nuevo tema como es el caso de Caribe. Ahora por ejemplo estoy concentrada en los directos, en cómo mover la energía y en hacerlo cada vez más potente. Estamos disfrutando cada vez más y a su vez eso está haciendo que el sonido evolucione hacia algo nuevo otra vez y de ahí hay temas que no están en el disco pero que hemos transformado para el directo.
¿Cómo y con qué músicos trasladarás esta propuesta a los escenarios? ¿Intentarás ser fiel al sonido del disco o jugaras a experimentar con las canciones?
Una de las cosas que más feliz me pone ahora es esa, los músicos maravillosos que me acompañan, somos cada vez más y ahora han entrado Gissela con trompeta y Jorgelina con el bajo, dos amigas argentinas música que quiero mucho y me conocen bien. Es importante para mi que la banda se equilibrase de hombres y mujeres porque para mi la feminidad está muy presente en todo. Con Marcos que te puedo decir, es como mi mano derecha, y Emiliano en la percusión tiene una energía qué levanta a un muerto en los conciertos. Es brasileño y tremendo! Ensayamos mucho ahora, pasamos mucho tiempo juntos. En el directo somos fieles al sonido del disco, tratamos de plasmarlo tal cual es y para eso llevamos los sintes que utilizamos Marcos y yo cuando lo produjimos, todo tal cual. Después se van mezclando partes mucho más electrónicas con otras acústicas que hacen que la energía del público se compenetre con la nuestra y viceversa.
¿Qué primeros conciertos de presentación del disco puedes adelantarnos?
Acabamos de tocar en el Matadero y hemos hecho sold out hace unas semanas en La casa Encendida. Estamos muy contentos con esto porque da mucha energía para salir a tocar a fuera. Lo próximo es el Café Berlin el miércoles 4 de abril a las 21:00 horas. Es la presentación del disco en Madrid y estamos preparando una gran fiesta.
Actualmente, ¿qué bandas y artistas sigues? ¿Tienes algún descubrimiento musical reciente que querrías compartir con nosotros?
Iseo and the dodosound creo que son de lo mejor que está pasando en España.
¿Algún libro, película y/o serie de televisión que te gustaría destacar?
De libros recomiendo para toda mujer “Mujeres que Corren con Lobos”, de Clarissa Pinkola. Es un libro de cuentos que habla de la Mujer Salvaje, una especie en peligro de extinción debido a los constantes esfuerzos de la sociedad por civilizar a las mujeres y constreñirlas a rígidos papeles que anulan su esencia instintiva. Así empieza el libro..
De películas sin duda “Loving Pablo” de Fernando León de Aranoa, sobre el narcotráfico en Colombia en los años 70 y la vida de Pablo Escobar, es potentísima, me pareció un trabajo impecable. Me invitaron a verla en un pase privado en la academia del cine y después de la proyección, que estábamos todos con los pelos de punta, hablaron Javier y Penélope tanto de sus personajes como de la experiencia que tuvieron grabándola en Colombia, donde según nos contaban la gente se les acercaba en la calle para pedirles por favor que hicieran una versión real de lo que pasó en Colombia con el narcotráfico y lo que este hombre hizo. El resultado es impresionante, alejan completamente a Pablo Escobar y al narco de todo glamour mostrándonos una historia terrible que refleja como alguien con suerte carisma y poder puede llegar a ser absorbido por el mal hasta el punto de autodestruirse y destruir todo lo que hay a su alrededor. Tremenda película, la super recomiendo.

Be the first to comment on "Sandra Bernardo:”Quería reflejar positividad en todo y el sonido final tenía que vibrar en esa energía”"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: