Atlantico: “El tipo que siempre se va” (Rock Estatal Records)

Texto: Txema Mañeru.

Lo mismo que nos encantó ver a Los Brazos en el catálogo de Rock Estatal Records nos ha ilusionado conocer esta nueva propuesta llamada Atlántico. Aparecieron con su mejor disco de estudio, un “Gas” que ha sido la base total del recién aparecido “Live” que es desde ya uno de los mejores discos en directo hecho por bandas de aquí en lo que llevamos de década. Pero es que este proyecto en solitario de Juan Durán, quien fuera miembro de recomendables bandas como Rockadelica o Lugosi, es una de las sorpresas del año. Más aún viniendo del mejor sello estatal pero de propuestas más duras.

Si te pasas por www.rockestatal.com comprobarás como en los últimos tiempos nos han traído mucho rock clásico como el de Básico, La Fuga, Sínkope o unos más jóvenes Nolo que en “Veneno” han seguido ahondando en su rock en castellano con influencias de Buenas Noches Rose o Los Suaves, pero también de Foo Fighters o AC/DC. También cabe el rock alternativo de Losung o el de “Your Creed” segundo disco de Sölar. Los granadinos se mueven sin complejo alguno por los sonidos de Limp Bizkit, Audioslave o Incubus con buenos y muy profesionales resultados.

Todavía más calentitos están los nuevos discos de Sam Scares y Salvaje Ancestral. Los primeros con un disco casi conceptual titulado “The Falling Man” y continuando siendo de los pocos grupos del sello cantando en inglés, además de confirmar lo bueno aportado ya en su debut. Su principal background sigue siendo el metal alternativo pero ahora con más otques progresivos. Gustarán mucho a fans de Stone Sour o Avenged Sevenfold. Los segundos con un debut titulado “Quijotesco” en el que colaboran el Kutxi, Javier Vargas, el Kiskilla, Mario Santos o un Chino Flores que se encarga también de la buena producción. Suenan de Leño a Extremoduro pasando por Rory Gallagher o Thin Lizzy.

Pero ya te hemos dicho que nos ha llamado mucho más la atención el estupendo “El Tipo Que Siempre Se Va”. En plan sexteto bordan la eléctrica y muy pegadiza ‘No, no, no’ con los buenos coros de Bety. El tema titular es un precioso lento, pero con momentos épicos y con un estribillo rompedor y luminoso que remite a The Jayhwaks o los primeros Wilco. La calidez, las buenas acústicas y estribillos continúan en ‘Salto y Vuelo’ y el rotundo single es ‘Soy Pleamar’. Lo vuelve a tener todo. Una preciosa melodía, un buen estribillo, y un órgano, coros y vientos que recuerdan a The Band. ‘Vuelo de Emergencia’ parece una versión de The Jayhawks y tiene una steel guitar flipante y ‘Un rincón en Chamberí’ es expansiva e ideal para conducir. Buenos punteos y otra vez ese Hammond de Valdehita. El final es también estupendo. Se titula ‘En Berlín’ y arranca a modo balada guapa, pero luego se endurece de manera acertada y muy melódica. ¡Esperamos que está sea la aventura definitiva de Durán y que dure mucho tiempo!

A %d blogueros les gusta esto: