Baby 8: “We Hate Each Other, But We Hate You More” (Kasumuen Records)

Texto:Txema Mañeru      Las chicas australianas llegan provocativas desde el título de su disco de debut, “We Hate Each Other, But We Hate You More”. Nos llegan desde el sello más activo de rock’n’roll underground de los últimos años, tras Off The Hip, Kasumuen Records. Y nos traen un puñado de diferentes canciones hechas por mujeres y que nos hablan sobre mujeres. Una especie de súper grupo formado por el descubrimiento vocal de Rachel Lenvay, arropada por Katie Dixon, de los Powerline Sneakers (también con guapos discos en Kasumuen), Mauren Gearon, de NQR y Matty Whittle, de los legendarios GOD. ¡Ahí es nada!

Me encantan y me parecen acertadas las definiciones que hacen desde su sello. Hablan de power-pop y rock’n’roll indie de los 90 y de juntar a The Breeders y Wire en una fiesta en casa de las Veruca Salt en la que escuchan a los Redd Kross. Ya lo han presentado en Melbourne junto a Juliette Seizure And The Tremor Dolls y seguramente vengan en los próximos meses a hacerlo aquí de la mano de los principales importadores de grupos australianos. La gente de Soulblonding suelen traer a las mejores bandas de la tierra de los canguros, pero también traen otras propuestas de rock’n’roll llenas de interés. De hecho si te pasas por www.soulblonding.com comprobarás que pronto nos traerán a nuestros vecinos gabachos de King Kong Blues para presentar otro disco de fantástico título como es “Make Rock’N’Roll Great Again!” (Le Passage), que lo podría haber firmado el mismísimo Trump. Los de Burdeos lo grabaron con Martin Guevara (Capsula) y son un power-trío de rock’n’roll blues sucio en la onda de la Jon Spencer Blues Explosion, Powersolo, Dr. Feelgood o Muddy Waters, de quien hacen un salvaje ‘Hoochie Coochie Man’. En francés, en inglés y hasta en castellano (‘Cadaveritos’), rabia, gritos y guitarras de esas que tanto nos gustan.

Pero regresando a las Baby 8 te diremos que Rachel canta con garra y rabia desde la inicial ‘Night Wants to Kill’, con una buena melodía vocal cercana a los primeros Blondie y también con esos aires años 90 a Breeders y los Redd Kross. Fue el lógico single de adelanto. Cuando se ponen más melódicas y pop como en ‘Let’s Evolve (Reprise)’ se acercan todavía más a las Breeders o a Kristin Hersh. El ‘Let’s Evolve’ original viene después y de nuevo cargado de desenfreno y velocidad. ‘Hypodermic’ trae otra de sus preciosas melodías y también bonitas armonías vocales combinadas con algunas guitarras chirriantes. Ahí es fácil acordarse también del súper-grupo mixto Ze Malibu Kids. Más calma y melodía lograda para ‘I Want to Spend’ justo antes de acabar con el agresivo y distorsionado tema titular (aunque con momentos acústicos ocultos). Lo puedes conseguir en www.kasumuen.com.au y estaría muy bien que pronto vinieran a demostrarnos como nos odian sobre los escenarios. ¡Al tanto!

A %d blogueros les gusta esto: