Bruce Springsteen: «Western Stars» (Columbia Records)

Texto: Txema de la Cruz.

Tras una portada muy americana y quizás algo cinéfila con un caballo marcando la diferencia, Bruce Springsteen, regresa con su decimonoveno trabajo de estudio titulado “Western Stars”. Un álbum que llega cinco años después de su anterior trabajo, “High Hopes”. En esta ocasión este ‘jefe’ de la música americana nos ofrece en trece cortes un recorrido a la América de la costa oeste y que se encuentra inspirado en los discos pop que se realizaban en California en los años 60 y 70, junto a un ambiente de banda sonora de una película típica americana y de carácter Western tal como lo indica el título.

En “Western Stars” participa en cuatro temas su mujer Patti Scialfa. A su vez, colaboran músicos como Charlie Giordano, David Sancious y Soozie Tyrelli, siendo Ron Anieelo el que coproduce el disco. Aunque es un trabajo en solitario y alejado de la E Street Band, también participan músicos habituales en ella como los anteriormente citados. En éste disco Bruce Springsteen se aleja de la escena del rock para adentrarse en pasajes sonoros de índole country, folk y pop.

Tengo que admitir, que ‘El Jefe’ (The Boss), es una de mis debilidades dentro del rock y es y ha sido uno de los músicos que más he podido ver en sus mastodónticos directos y su música siempre es mi fiel compañera de viaje, por lo que realizar esta reseña y primera que hago a uno de mis ídolos es una tarea algo difícil de expresar. “Western Stars” y desde mi mirada personal es otro gran trabajo con un Bruce espléndido a nivel compositivo que para los que amamos su música estas nuevas canciones son nuevas maravillas para nuestros oídos. Canciones que en algunas ocasiones te llegan a estremecer y que se han gestado de una forma tan destacada y meditada por el propio Bruce. Eso sí y aunque suene a tópico, lo nuevo de Bruce Springsteen es nuevamente otra gran obra musical que gana mucho en cuanto más escuchas hagas de “Western Stars”. Es como si fuera una persona que has conocido hace poco y que según la vas conociendo más te va gustando mucho más. Esa es la sensación que he tenido con “Western Stars”.

El disco se abre con ‘Hitch Hikin’. Una desnuda guitarra y la voz del propio Bruce son los primeros sonidos que suenan junto a un crescendo orquestal. Un medio tiempo muy orientado al country que se sumergen en el lejano y polvoriento desierto sonoro del territorio Bruce Springsteen. ‘The Wayfarer’ es la siguiente en sonar y en esta ocasión tenemos nuevamente a un Bruce totalmente inspirado que según transcurren los segundos en este viaje a las carreteras de los Estados Unidos. Dispone de un comienzo más bien tranquilo y sosegado que va emergiendo a un recorrido sonoro muy a banda sonora, y que en cierta parte se asemeja a algunas canciones anteriormente compuestas en otros discos, mientras que los músicos inmersos en el corte se van sumando con sus instrumentos para alcanzar y llegar a un final apoteósico.

Con ‘Tucson Train’ tenemos a un Bruce mucho más reconocible, más accesible y cercano a sus composiciones más clásicas. Se encuentra rodeado de una gran banda que dota al tema una grata frescura que es liderada por un estribillo embriagador y muy melódico. Como buen músico el comienzo y el final son iguales y que recuerdan a las famosas vías del típico tren del oeste. El camino sudoroso por el desierto prosigue con el viaje sonoro que desprende el tema que da título al álbum, que cuenta con un Bruce en su faceta más íntima. Un músico que se desnuda mediante su propia voz y que te transporta a un viaje maravilloso lleno de historias personales que son acompañadas por una incesante orquestación musical digna de los mejores duelos de vaqueros.

Con ‘Sleepy Joe’s CaféBruce y sus compañeros de viaje nos adentran en el clásico corte orientado al folk americano con una banda que recuerda su etapa de la Seeger Sessions Band, los cuales te animan a bailar al ritmo de la canción mientras degustas un tequila bien cargado y masticas tabaco. En cambio en ‘Drive Fast (The Stuntman)’ regresa un Bruce mucho más íntimo y algo melancólico que conduce el clásico Cadillac y que te lleva por las polvorientas y desérticas carreteras, en un tema muy auto biográfico y personal ya que lo canta en primera persona..

Con ‘Chasin Wild Horses’ llega el momento de disfrutar y dar sentido al caballo que aparece en la portada del álbum. Otro ejercicio sublime por parte de El Jefe siendo esta otra muestra de la creatividad musical de Bruce en el corte más largo del disco que rezuma aires clásicos muy orientados a las típicas bandas sonoras originales de películas y que bien podía encajar en historias del lejano oeste. En ‘Sundown’ tenemos a un Bruce mucho más comunicativo y gran narrador en otro magnífico viaje sonoro al desencanto y al desamor. Otra muestra de la grandeza que posee Bruce y que es acompañado magistralmente por todos sus músicos, regresando los típicos coros ‘shalalalala’.

La voz desnuda de Bruce se emerge y se presenta como principal testigo en la corta ‘Somewhere North Of Nasville’ con el recuerdo a una de sus influencias, Johnny Cash. Siendo esta canción como un mero relleno al disco. Nuevamente la aportación orquestal y a la banda sonora original se repite en otro ejercicio musical bajo el título de ‘Stones’.

La versión más pop y comercial llega a cargo del corte ‘There Goes My Miracle’. Un buena muestra de otra de sus principales influencias musicales, Roy Orbison. Tema que contiene uno de los estribillos más fáciles y accesibles del álbum en cuestión. Con ‘Hello Sunshine’ nos adentramos en el primer single del disco y en él tenemos al mejor Bruce dentro de esta etapa actual. Un corte muy country que va creciendo según avanzan los segundos con un músico que muestra su depresión a la que ha hecho referencia en alguna ocasión.

Para finalizar este viaje al desierto tenemos el tranquilo tema ‘Moonlight Motel’. Una canción muy digna para un final y que sobrecoge de alguna manera el corazón. En las habitaciones de los moteles hay muchas historias por contar, algunas alegres y otras tristes y en esta ocasión, las más débiles son las que te llegan a lo más interno y esto parece contarnos nuestro querido y amado Bruce.

Solamente me queda agradecerte Bruce Springsteen por volver a disfrutar de tus nuevas canciones principalmente, por todas las historias que nos cuentas a través de estas canciones y por todo lo que te rodea. Lo has vuelto a conseguir, te has superado, me has estremecido y me has alegrado a través de estas estrellas del lejano y desértico Western americano. ¡¡Gracias The Boss!!.

A %d blogueros les gusta esto: