Joe Bonamassa: “Live At The Sydney Opera House” (Provogue / Top Artist Promotion)

Texto: Txema Mañeru       Hace poco más de un año le tuvimos por estas páginas de Orpheo una vez más con motivo de su último y muy buen disco de estudio “Redemption”. Un disco que sigue dando todavía para muchas escuchas, muy variado y muy bien ejecutado  por su habitual y excelente banda tanto en estudio como en sus múltiples directos. Para mí es un disco tan bueno como el aclamado “Blues Of Desperation” del 2016.
No vamos a hacer otro repaso a todos los excelentes directos que Bonamassa publica año sí, año también. Por recomendar uno solo (al margen también de colaboraciones con Beth Hart o sus participaciones destacadas en Rock Candy Funk Party o en Black Country Communion) a mi me excita especialmente el “British Blues Explosion Live” con esos legendarios temas de Eric Clapton, John Mayall, Yardbirds, Led Zeppelin o Jeff Beck.
Pero los que sigan pensando que “Blues Of Desperation” es su mejor trabajo en solitario gozarán con este “Live At The Sydney Opera House” (Provogue / Top Artist Promotion) porque está lleno de versiones inéditas de canciones de dicho disco. La Opera House es Monumento Patrimonio de la Unesco y para su banda y él fue un honor tocar allí en 2016 y no lo desaprovecharon. 9 temas en 73 minutos que comienzan subiéndonos a su tren en un ‘This Train’ en la que su guitarra dirige la locomotora que nos guía pero que tiene también un órgano de Reese Wynans que es puro Deep Purple. Tras subir con ellos la montaña ‘Mountain Climbing’ llega el precioso lento ‘Drive’ con un sublime instrumento de viento. Aires soul y guapos coros femeninos, que brillan en más temas, para ‘Love Ain’t A Love Song’. En ‘How Deep This River Runs’ demuestra lo bien y profundo que canta, aunque le vuelven a ayudar los lujosos coros femeninos y el órgano de Wynans que suben la temperatura por encima de los 8 minutos. Me encanta la versión de uno de mis temas favoritos de Eric Clapton como es su trepidante ‘Mainline Florida’. En la gira del disco en la que estaba no podía faltar tampoco el tema ‘Blues of Desperation’. Te engancha desde su rabioso arranque y se le nota realmente desesperado. Finaliza el disco (hay vinilo doble, claro) con ‘No Place For The Lonely’. Otro sublime y extenso lento de más de 8 minutos con Joe volviéndose loco y volviéndonos a nosotros también con su despliegue a las 6 cuerdas. Ya sé que lo he repetido en más ocasiones pero la verdad es que no me importa que saque tantos discos en directo si son tan disfrutables como este. Eso sí, para su nuevo disco de estudio, habrá que esperar finalmente al próximo año, aunque ya tiene un montón de canciones nuevas grabadas.
A %d blogueros les gusta esto: