“Manon” regresa este sábado al Palacio Euskalduna de Bilbao

Texto: Carlos Molina.

“Manon”, la ópera de Massenet, vuelve a Bilbao doce años después de su última representación en la capital vizcaína de la mano de la ABAO, La Asociación Bilbaína de Amigos de la Opera. Lo hará con un elenco encabezado por la carismática soprano rusa Irina Lungu, quien debutó en ABAO en 2012 con Un giorno di regno, como ‘Manon’ y el tenor estadounidense Michael Fabiano quien en su mejor momento vocal regresa a Bilbao para interpretar a ‘Le Chevalier des Grieux’ tras su exitoso debut en Lucia di Lammermoor en 2011. Junto a ellos completan el cartel el barítono Manel Esteve como ‘Lescaut’, el bajo Roberto Tagliavini como ‘Le Comte des Grieux’, el tenor Francisco Vas como ‘Guillot Morfortaine’, el bajo-barítono Fernando Latorre como ‘Monsieur de Brétigny’, la soprano Ana Nebot como ‘Poussette’, la soprano Itziar de Unda como ‘Javotte’, la mezzosoprano María José Suárez como ‘Rossette’ y el bajo Cristian Díaz, quien debuta en ABAO, como ‘Hôtelier’.

“Se trata de una ópera clave en el repertorio francés y operístico en todos los teatros”, ha confesado el director artístico de la asociación, Cesidio Niño, que ha resaltado la “máxima exigencia” de una obra que está obligando a llevar a cabo ensayos al equipo implicado “prácticamente todos los días” entre las 10 de la mañana y las 12 de la noche.

“Manon” ha conocido diez producciones diferentes a cargo de la ABAO, “todas ellas con cantantes de primer orden”. En esta ocasíón, la parte musical está a cargo del veterano maestro francés Alain Guingal, quien retorna a Bilbao para al frente de la Orquesta Sinfónica Verum dirigir una partitura de maestría melódica indescriptible que ya ha conducido en diecinueve ocasiones. La parte coral es una vez más tarea del Coro de Ópera de Bilbao, con Boris Dujin al frente.

En el escenario se podrá disfrutar de una lujosa producción de Arnaud Bernard para la Ópera Monte-Carlo que se representa por primera vez en el país. Se trata de una puesta en escena de corte clásico con ambientación de época, impresionantes decorados y estructuras deslizantes llenas de movimiento que ofrecen un conjunto sofisticado, barroco, repleto de detalles y sutilezas. El vestuario elegante y suntuoso nos remite al Paris histórico donde pelucas y lunares hacían furor.

Arnaud Bernard ha mantenido que en el repertorio francés “no hay nada que se pueda dejar al azar”, por lo que todo debe estar explícito sobre el escenario “para que pueda fluir correctamente”. También se ha mostrado en contra de descontextualizar la época en la que se desarrolla “Manon”, lo que sería un “error”. “Tiene lugar en una época en la que el ambiente parisino mostraba escenas en la calle que no se podrían ver hoy en día”, ha manifestado.

Finalmente, Alain Gripal, ha resaltado el “torrente de sentimientos” que muestra la obra, lo que hace que la parte musical resulte “muy complicada” de acometer. “Massenet es el Puccini francés, aunque solo sea por la orquestación que imprime”, ha sostenido.

Be the first to comment on "“Manon” regresa este sábado al Palacio Euskalduna de Bilbao"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: