On the Record: Raúl Tamarit (Los Radiadores)

Texto: Carlos Molina.

El valenciano Raúl Tamarit, componente del combo Los Radiadores, es un viejo amigo de esta web, por lo que es todo un placer que se deje caer de nuevo por ella para hablar, en esta ocasión, de sus gustos musicales y anécdotas varias…

¿Cuál fue la primera canción o disco que te enganchó?

Lo que realmente me voló la cabeza fue escuchar el “Ramonesmania”. Eso es lo que me atrapó de inmediato, y a la primera escucha. Era en el año 1988 y tendría 11 o 12 años. A partir de ese momento hubo un antes y un después en mi vida.

¿Y las primeras bandas o artistas de quienes te hiciste ferviente seguidor?

Desde aquel momento me empecé a interesar por grupos que tenían algo punk. Esa inmediatez era la que me enganchaba, supongo que para un adolescente nervioso y ávido de nuevas sensaciones esa urgencia era lo que me llenaba: Ramones, Sex Pistols, Siniestro Total, The Clash, Seguridad Social, Commando 9mm, The Cramps, Desechables, The Fuzztones, La Banda Trapera del Rio, Stooges, The Adverts, Lords of the New Church, MC5, Pixies, The Jesus and Mary Chain…Todo eso era finales de los ochenta y casi todo me llegaba a través de un primo más mayor que me nutria de todos esos discos. Eran unos años que era una aUtentica esponja.

¿El primer álbum que te compraste?

Los primeros discos que compré, o al menos los que todavía recuerdo y conservo, fueron “Animal Boy” de Ramones y “Flogging a Dead Horse” de Sex Pistols. Antes hubo alguna cinta de casete, pero nada reseñable. Estos fueron prácticamente al mismo tiempo, y con el mayor calado. Necesitaba tener algo de ellos y me fui a unos grandes almacenes y era lo único que tenían en ese momento. Por aquella época reunía algo de dinero, compraba un disco, me volvía a casa, lo grababa en una cinta y lo cambiaba alegando que me lo habían regalado y ya lo tenía. Y así podía llevarme otro.  Esto se podía hacer en grandes almacenes que pasaban bastante de los discos y muchos no tenían ni retractilado. Así era más fácil.

¿Y el primer concierto al que acudiste? ¿Qué es lo que más recuerdas de él?

El recuerdo me hace volver a los dos primeros conciertos con 13 años. El primero: La Frontera en un Gran Musical de Valencia, un evento masivo que se hacía en Fallas, fui con el hermano mayor de un amigo y mi amigo, y me pegó un flashazo.  A los pocos meses el padre de otro amigo nos llevó a ver a Seguridad Social en Arena, acababan de editar “Introglicerina”. Esto fue antes de “Chiquilla” y tal. Por aquella época la banda era un cañón. La puesta en escena, el sonido, la actitud, ¡y muchos punks lanzando chaquetas de cuero por el aire en el mes de julio! En ese momento me hice adicto a las actuaciones en directo.

Idem con el primer bolo que realizaste… ¿dónde fue y con qué edad?

El primer concierto que hice no lo recuerdo. Pero yo creo que sería con BB Maldito, un grupo de versiones y alguna canción propia que se formó en La Caverna con algunos amigos que íbamos por allí. El grupo se formó a raíz de de un corto con el mismo nombre. Duramos seis meses, y éramos bastante desastre. Tendría unos 23 o 24 años, tal vez menos, no sé, o más. Soy un músico tardío. Es una época un tanto difusa.

Concierto más especial que has ofrecido hasta ahora…

Uf, ya hay unos cuantos. Compartir escenario y cartel con nombres a los que admirabas de pequeño  como The Fleshtones en 16 Toneladas, The Jesus & Mary Chain, The Cult o Santiago Auseron en el 4Ever, con Lagartija Nick en Loco Club… Y los que quedan por venir…

Lo mismo con disco y/o canción, si es que puedes elegir…

No podría elegir ninguno, cada uno tiene algo especial y canciones que me gustan bastante. Pero supongo que “Los perros ladraron” y “Puño en alto”. Las intenciones son mucho más claras y hay una base y un sonido más consolidado. El año que viene hacemos 10 años como grupo, igual es el momento de hacer balance y coger lo que más nos gusta de cada disco.

Alguna anécdota que te venga ahora mismo a la cabeza vivida durante algún bolo…

Recuerdo un festival benéfico en los Jardines de Viveros, en Valencia, con varios grupos de la ciudad. Subimos a tocar sobre las seis de la tarde, y en la tercera o cuarta canción, la estructura con un techo de tela se cayó sobre Metralla, el batería, y mi amplificador se volcó y cayó desde lo alto de una tarima. Escuché un ruido tremendo, pero seguía escuchando la batería y la guitarra, así que seguimos tocando como si no hubiera pasado nada mientras los encargados de la organización intentaban arreglar el desaguisado. Esa misma noche teníamos otro concierto en otro punto de la ciudad, también con varios grupos.  En ese ya no hubo ningún incidente, que yo recuerde.

Como espectador, ¿con qué concierto has disfrutado más?

Uf, muchos… Ramones en Arena Auditorium, Sonic Youth con Morente,  Los Enemigos en la Riviera en el concierto de despedida, Television en un Primavera Sound, 091 en el concierto de despedida de Valencia…  Pero si me quedo con alguno es sin duda con Joe Strummer & The Mescaleros en Barcelona. Con un final apoteósico con buena parte del repertorio de The Clash.

¿Cuál o cuáles serían los discos que más has escuchado hasta el momento?

Cualquiera de The Clash, sobre todo los tres primeros, “Rocket to Russia”, “Road to Ruin” y “Too Tough to Die” de Ramones, “The Stooges”, “Fun House” y “Raw Power” de Stooges, “Stay Sick” de The Cramps, “La Vida Mata” y “La Cuenta Atrás” de Los Enemigos, “Inercia” de Lagartija Nick…

Una canción para venirte arriba…

‘Ever Fallen In Love (With Someone You Shouldn’t’ve)’ de Buzzcocks.

Una canción que siempre te lleve a la melancolía…

‘Sunday Morning’ de Velvet Underground

Fuera de discos y canciones, ¿qué lectura de temática musical recomendarías?

Pues me gusta bastante leer sobre música. Ya sean biografías, letras de canciones, comics o revistas. Ahora estoy releyendo “Escupidos de la boca de Dios” de Jaime Gonzalo sobre La Banda Trapera del Río y me he acabado un par de comics: “One, Two, Three, Four” de Ramones de Xavier Bétaucourt, Bruno Cadène y Éric Cartier y el otro “Love in vain. Robert Johnson 1911-1938” de Mezzo – J.M. Dupont. Tengo pendiente “Miles de muchachos. Una crónica oral del punk en València” de Eduardo Guillot.

Cualquier cosa que quieras añadir…

Muchas gracias, habéis conseguido que le quite las telarañas a ciertos recuerdos, e incluso ordenarlos cronológicamente.  Salud!!!

 

A %d blogueros les gusta esto: