Boni: ” lo que me encanta es sudar la gota gorda en un escenario”

Texto: Joseba Aizpurua.

Es verdad y no lo voy a negar. Cuando me enteré de que Boni iba ser mi próximo entrevistado,  me entró el vértigo. Vértigo,  porque compré su primer disco con 14 años. Vértigo porque sé que sus vitrinas lucen un Disco de Diamante.  Vértigo, porque representa esa parte de la música donde no hay fuegos artificiales. Pero esa sensación resulta efímera. A los 5 minutos de charlar con él  te das cuenta de que todo es más sencillo.  Su carácter afable, sus ganas de seguir dándolo todo guitarra en mano,  y sobretodo su humildad, hicieron que una simple entrevista se convirtiera en una masterclass de lo que muchos sentimos que debería ser nuestra pasión. Mil gracias.

Tercer disco en solitario de Javier Hernández, “Boni” Segundo de esta nueva etapa. Después de “Incandescente” vuelve con “Réquiem por el mundo”. Disco con diez temas. Cambios en la banda y cameos importantes ¿Que tiene este disco que no hayas dicho de él anteriormente? 

Es un trabajo muy satisfactorio y costoso a la hora de ponerlo en un estudio de grabación. “Incandescente” me lo tomé con parsimonia a la hora de componer. Y en este disco también  la composición fue muy tranquila. La grabación de “Incandescente” fue muy larga, sin embargo “Réquiem” ha sido un suspiro. El culpable de ese ritmo ha sido Jaboga Ormaetxea, es un tío rápido en eso de los botones. Haber coproducido el disco con él, ha sido una buena idea, un acierto.

¿Qué no he dicho de este disco? Que este disco es de las mejores cosas que he hecho hasta ahora.

¿Cómo valoras la repercusión de “Incandescente”,  en críticas,  en ventas,  en bolos…? ¿Fue más o menos lo que esperabas a priori.?

Sí, porque tengo la política de no esperar demasiado de las cosas, solo intento acabarlo. A partir de ahí, que se reparta la suerte. Estoy contento teniendo en cuenta que los tiempos son más difíciles que los de Barricada. Hay una cierta dificultad y quizás por eso estoy satisfecho. Hemos ido a salas para 50 personas, en otras 300, o festivales multitudinarios.

La actividad es parte del rock. Otra cosa es que esta actividad sea más o menos productiva. Para mí en el rock, aunque sea necesario tener dinero y un modus vivendi, el dinero no es lo prioritario. Es necesario para poder hacer proyectos y meterte en un estudio, pero nada más. Desde que empecé en este negocio todo ha sido arriba y abajo. No voy a ir a un sitio a tocar en malas condiciones y acabar electrocutado, unos mínimos debe de haber. Pero ese sudar la gota gorda en un escenario es lo que me encanta.

“Incandescente” fue un “bien”. Me ha servido para ponerme como músico en solitario. Tras pertenecer a una gran banda como Barricada fue poder dar ese paso y decir estoy aquí, y esta es mi propuesta.

Siempre he admirado tu letras trabajadas, que las  debes de  leer un mínimo de dos veces. Donde en una sola frase se puede esconder el sentido de la canción, con lo cual  te hace estar atento. Para componer las letras,  ¿partes de una idea preconcebida, o de una buena frase, o simplemente van apareciendo las letras con la melodía?

Dejo fluir como músico que soy. Lo primero es coger la guitarra para hacer una canción. Al revés es muy difícil, a no ser que tengas un momento anímico especial, por lo alto o por lo bajo. Encontrar una buena frase me ocurre poco, no me considero escritor.

Parto de la música y ese ambiente musical es el que me lleva a recrearme y es ella la que me sugiere. Me puede sugerir algo serio o algo distendido. No pretendo que “Réquiem” sea algo serio o algo determinante. Solo pretendo, aunque sea de forma subliminal, mostrar cómo veo las cosas. La verdad que nunca he tenido una letra y la he puesto música. Fluye todo desde la música. Siempre al revés

Eres un músico que aunque no utilices como centro de gravedad la situación política y social, si te gusta decir las cosas que ves a tu alrededor.  ¿En ‘Réquiem por el mundo’ lo vuelves a hacer?

Sí. Me han preguntado qué definición le pondría a este disco: ¿soñador? ¿reivindicativo?. Es simplemente una forma de quedarme bien, una manera de ser. Hay quien se pasa la vida cantando canciones de amor. No sé si será a la misma persona o no, pero si es a la misma persona la tiene que tener aburrida (risas). A mí no me motiva eso. Me motiva jugar con ilusiones, con sueños y no me gusta balancearme en utopías y sí pisar el suelo. Y, por qué no, mostrar cosas que me apetece contar. No voy a enseñar a nadie lo que está pasando, que ya sabemos todos lo que está pasando. Es pintar un cuadro bajo tu prisma y tu visión. Si esto va acompañado de un buen riff de guitarra, puede convertirse en un himno personal. Algo que puede alimentar tu estado anímico.

Musicalmente,  describes tus canciones como “cuchillos” y viéndote encima del escenario uno se reafirma en dicha descripción. ¿Hay también diez cuchillos en este disco?

Sí, de entrada los llamaba hachazos, pero sí, son diez canciones premeditadamente concretas. Las he tratado como si cada canción fuese un single. Soy consciente de que hay que hacer una criba, y que hay algún tema que destaca sobre el otro. Pero sí, me he empeñado que sean los 10 temas importantes.

La canción y el vídeo ‘El erizo’ me parece una verdadera joya. Canción donde estribillo y coros cogen más peso. ¿Quizás quitas filo al cuchillo y ganas en consistencia y melodía o son cosas mías?

La letra es de “Kutxi”. Si la comparas con ‘Legajos’, que es muy árida y densa, ésta es más alegre. No me doy cuenta de esas cosas. Procuro que las canciones sean diferentes, que no se parezcan a la anterior. Puede haber diferencias, pero el estilo ya lo tiene. Se basan en el rock’n’roll, en las guitarras y mi voz peleando con ellas. No soy consciente de que mis canciones vayan por un estilo u otro. Cosas evidentes está claro que sí existen, hay canciones con más peso y eres consciente. ‘Chulo’, por ejemplo, es más rockanrolera.

En ‘El erizo’, y por eso quise a Rosendo y a Kutxi en ella, se trataba de una canción con colorido y me parecía idóneo meterles en la movida.

Vídeo grabado en el Casco Viejo bilbaíno,  en blanco y negro y a diferentes velocidades Cuéntame cómo surge y que hay detrás de él. Por cierto, lo tiene todo para triunfar (risas) Bilbao,  Boni, Kutxi Romero y Rosendo.

(Risas)  La mezcla es explosiva, el resultado del vídeo es producto exclusivamente del equipo de TAOM. A mí me cuesta mucho, a no ser que sea un vídeo literal de la canción, que eso es muy fácil. Pero a darle otro cariz, ahí me ayudo TAOM. Le di carta blanca. Me he dejado llevar. Hay que tener cierta chispa para desarrollar una historia en tres minutos y ellos lo consiguen.

Kutxi Romero, Rosendo Mercado, y Pedro de La Fuga intervienen en este disco. ¿Es la amistad algo que no se puede separar la de pasión de uno? ¿Qué tal la grabación con ellos?

Influye mucho la amistad y sobretodo la admiración por ellos. Pedro y Kutxi se prestan a estas cosas. En “Incandescente” no lo hice, me miré el ombligo. Kutxi me gusta como escribe, Rosendo ha sido referente de toda mi vida. Pedro la amistad que me une y que es de otra generación. Hay varias generaciones en este disco. Ha sido muy bonito juntarlos, un lujazo. A Rosendo le pillé muy bien en unos días de asueto antes de volver al fragor de la batalla. Tal vez sea su última batalla, no lo digo para notificarlo. Ya lo había leído por ahí, y es muy diferente oírselo a los demás y oírselo a él. Me dice “si voy a un sitio y me han visto 200 veces”. Se va a retirar o hacer algo más tranquilo. Sus fans lo van a matar. Ha sido una oportunidad de oro el poder contar con él.

En el vídeo de “Lobo Malherido’ se observan cambios en la banda.  Solo tres músicos en el grupo. ¿En vivo será igual? Y ¿quiénes son?

Sí. El bajista ha entrado muy recientemente, a finales del año pasado. Jorge Sánchez. Tiene una gran virtud  y es que se adapta muy bien. Es un tipo muy centrado. Y el batería es con el que más he durado  desde la época de “Incandescente”. He intentado mantener el formato de dos guitarras bajo y batería. Pero se me hace cuesta arriba encontrar esa persona idónea. Opte por el trío. Así empezó Barricada, éramos un trío y acudimos a un segundo guitarra para dar más consistencia. Y dije, qué leches, si siempre me ha gustado. Eso implica unos ajustes en canciones y escenario. Tengo que pensar en algo, porque estoy todo el rato en el micro y se gasta mucha energía. Una guitarra menos implica adaptar canciones y demás

Tocar solo tres en un escenario a mí me da pánico, hay menos distracciones, menos donde esconderse, entre ellos tiene que haber un perfecto ensamblaje Aunque reconozco que el resultado suele ser maravilloso. Tiende a ser un sonido menos contundente, más claro, y con mucha más sensación de directo.  ¿Es ese el sonido que buscas para tu nueva etapa?

Los primeros toques que hicimos como trío en el local de ensayo me daban más claridad que con cuatro, algo menos de contundencia, pero con mucho sabor rockero. Jorge Sánchez es la propuesta ideal para el trío, cubre muy bien la ausencia de la otra guitarra. Tenemos un mes para conseguir ese sonido. Y no me queda duda de que lo vamos a conseguir.

¿Cómo se presentan los bolos?

Tenemos ochos firmados ya, antes de publicar disco, va a ser un buen verano. “Extremusika” en abril, el 20 de abril en la Sala Nazca de Madrid, 12 de mayo en Donosti, el 18 y 19 de mayo en Granada. y actuaremos también en” Fun Music” y “Leyendas del rock”.

Y por último, Bilbao en el video, grabación del disco en los estudios TAOM de Bilbao y Panpot de Getxo. ¿Es tan maravilloso Bilbao como los bilbaínos nos creemos?  Risas

Soy de esta parte de la península y para mi Bilbao es un sitio importante. Son muchos recuerdos, muchos amigos. Bilbao es el centro neurálgico de Euskadi. Me encuentro muy bien aquí, mucho cariño también, quizás sea la cercanía. Incluso con “Peligroso animal de compañía” noté un trato especial. Es una ciudad con nervio rockero. Pero, ¿Pamplona o Bilbao? Podríamos llegar a discutir (risas).

Be the first to comment on "Boni: ” lo que me encanta es sudar la gota gorda en un escenario”"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: