Bruce Dickinson: “Scream For Me Sarajevo” (Eagle Vision / Universal)

Texto: Txema Mañeru.

¡Esta es una película histórica cargada de humanidad que merece la pena verse! Obligatoria para los seguidores de Bruce Dickinson y Iron Maiden, pero también para los seguidores de la historia de la actual Europa. La película está dirigida por Jasenko Pasic y Tarik Hodzic y caputa a la perfección lo que reza en su subtítulo, “A Story of Hope In a Time of War”. La banda sonora es Iron Maiden y es Bruce Dickinson. Las historias de las personas que vivieron esta experiencia son un canto a la esperanza, a la resistencia y a la solidaridad. Dickinson fue a tocar con su banda Skunkworks en 1994 a Sarajevo justo cuando arrancaba la guerra. Ese concierto se llevó a cabo gracias a personas extraordinarias que desafiaron los horrores de la guerra y  a músicos que arriesgaron sus vidas para dar un momento especial a esa gente que moría en el asedio de Sarajevo. El documental está cargado de poderosas imágenes del concierto histórico y la historia se revive 21 años después con entrevistas recientes a Bruce, la banda, el equipo, la seguridad y también la gente de Sarajevo que vivió la guerra.

Lógicamente hay imágenes de guerra como el incendio de edificios. Se refleja una próspera comunidad de artes underground que vivía y hacía música y las imágenes en blanco y negro son pura emoción. Una mirada atrás y un repaso a los personajes clave del arte en Sarajevo en el 94. Bruce lo contó muy bien en su recién aparecida autobiografía, “What Does This Button Do?”. “No estábamos protegidos, no había un plan y las balas eran reales, pero a la mierda, nos fuimos de todos modos”. ¡Nadie sabía que al día siguiente comenzaría una guerra. Cogieron un camión con imágenes de Félix El Gato, Astérix y El Correcaminos y se encaminaron en un incierto viaje. También con una botella de whisky. Nos hablan de la importancia de el Monte Ingam y lo hacen con la música de ‘Run To The Hills’ de inmejorable fondo. Hablan de cómo la niebla podía cortarse con un cuchillo en aquel día. Hablan de barbarie medieval y de genocidio.  Bruce nos dice que es un país increíblemente v bonito al que tenía que regresar. La O.N.U. no existía en Sarajevo y el concierto fue un evento que nadie creyó que se pudiera celebrar. Bruce llora viéndolo con incredulidad. Querían tocar para siempre para que no bombardearan. Ese era el único lugar luminoso en aquel momento y nos hablan de la generosidad de las gentes de Sarajevo. Generosidad del que no tiene nada. Se escucha ‘Tears of the Dragon’ y Bruce vuelve a emocionarse. Se nos habla de la muerte de un músico de 19 años que no quería ir a la guerra y se acercan a su tumba en el cementerio. En una lección de historia que nos muestra como la gente no apreciamos lo que tenemos. Una idiotez absurda para no repetir. Bruce se emociona y nos cuenta cómo jamás olvidará que chillaba “Scream for me, Sarajevo”. ¡Magnífico y emotivo documental de historia y de música!

A %d blogueros les gusta esto: