Bunbury supera las expectativas

Texto: Edu Gascón.  Foto ©Jose Girl

Por si alguien no lo sabía ya, Enrique Bunbury es, seguramente, el mejor artista estatal y el más reconocido en el ámbito internacional. El pasado sábado demostró una vez más el porqué. Fue en Palacio de los Deportes de Santander y ante más de 2000 personas (casi lleno). La capital cántabra fue el escenario del inicio de “Expectativas Ex Tour 17-18“ , la nueva gira del aragonés (aunque residente en Los Ángeles,USA).

La cita de este fin de semana era sumamente importante. El propio Enrique lo comentó durante el concierto; “Este es el inicio de una gira que será muy larga. Además teníamos una deuda con ustedes y aquí estamos”. Conociendo lo enserio que se toma el maño su trabajo era de esperar que todo iba a estar muy bien atado y que el show (como siempre) iba a ser espectacular. Esa fue la razón por la que el escenario estaba montado y Los Santos Inocentes probando el sonido el viernes (24 horas antes).

Presentaba Bunbury su último álbum “Expectativas” (Warner, 2017). Si algo no se le puede negar al ex líder de Héroes del Silencio es su intención por dar siempre una nueva vuelta de tuerca a su argumentario. Con cada disco o con cada texto creativo. Tampoco se puede ocultar que siempre habrá detractores que le critiquen haga lo que haga. Hablarán de su engolamiento vocal y su gestualidad desbocada. Está claro que a estos detractores difícilmente nada les podrá convencer. Pero Bunbury es fiel a sus principios. Esta última publicación es prueba de ello. Tras su anterior y exitoso trabajo “El libro de las mutaciones” (Warner, 2015) él sigue reafirmando su condición de transformista sonoro.

En este séptimo disco se vuelve a revelar. En esta ocasión lo hace con un viraje a sonidos electrónicos. No estamos hablando de un regreso a aquel circunstancial Radical Sonora (1997), sino una intención de mezclar sonidos, unos más viejos otros más nuevos. Y eso se apreció en el concierto del sábado. Un repertorio de 2 horas y 24 canciones. Melodías clásicas pero envueltas en esa capa electrónica que les da un toque más moderno. Un juego de luces espectacular que envidiaría hasta el mismísimo Spielberg en “Encuentros en la tercera fase”. Un sonido perfecto, al detalle.

Cual Dandy apareció Bunbury totalmente de blanco. Junto a él, Los Santos Inocentes; Jordi Mena (guitarra), Álvaro Suite (guitarra), Rebenaque (teclados, acordeón) , Rober Castellanos (bajo), Quino Bejar (percusiones), Ramón Gacía (batería) y la nueva incorporación en la sección de vientos, Santi del Campo. Escuderos fieles de Enrique y que cumplen con creces su aportación al show.

Abrió con varios temas de su último trabajo; ‘La ceremonia de la confusión’, ‘La actitud correcta’ y ‘Cuna de Caín’. ‘Los inmortales’ fue de las primeras en ser coreada de manera notable. Continuó con ‘El anzuelo’ y ‘Parecemos tontos’. Esta última acompañada con los coros del respetable que Bunbury agradeció con un “muchas gracias”. Otra de los temas que encandilaron al público (hipnotizado por el ir y venir del artista de un lado al otro del escenario) fue ‘Porque las cosas cambian’. ¡De cumbia madre!

“En la gira anterior, ”Las mutaciones” la puerta quedó abierta y se siguen filtrando pequeños tesoros”, aseguró el artista. Y sonó la primera gran sorpresa de la noche. ‘Tesoro’, el tema de Héroes del silencio. Un tema con una vuelta de tuerca que incluye una sección de vientos y con un toque más funk. Le siguió ‘El rescate’. Tras esta, ‘El hombre delgado que no flaqueará jamás’ dio protagonismo a la banda con Suite, Castellanos y Mena a la cabeza. Una versión parecida a la de la anterior gira pero con más sintetizador.

Casi sin respiro comenzó a sonar ’Hay muy poca gente’. El público dándolo todo y Bunbury ya sin sombrero y sin chaqueta. Llegábamos así a otro de los momentos estelares de la noche. “Esta es una de las primeras canciones que escribí en mi vida y que se publicó en vinilo”, anticipó. ‘Héroe de leyenda’. Mítica canción de Héroes del Silencio que puso patas arriba el recinto. Un toque más moderno pero sin perder la esencia del tema. Continuó el artista zaragozano con ‘Despierta’. Un tema que nos incita a abrir los ojos y estar pendientes de lo que ocurre a nuestro alrededor.

De nuevo Bunbury habla con el público. En esta ocasión explica cómo a veces en las promociones le preguntan por cosas que le importan “un pimiento”. “¿Y saben lo que les diría?” Una forma de introducir ‘En bandeja de plata’ . El concierto sigue con ‘Más alto que nosotros el cielo’ y ‘Mar adentro’, otro tema de Héroes aunque este más habitual en las giras de Enrique. En esta ocasión menos acústica, en sintonía con el resto del espectáculo.

En ‘De todo el mundo’ se mezclan desde el soul hasta el tecno. Era el momento de presentar a la banda y Enrique puso en marcha el ritual. Antes del primero de los bises sonó una revisada, inmensa y bailable, ‘Maldito duende’. Bunbury subido a la vaya e inclinándose sobre el público.

No fue larga la espera pero debido al ritmo frenético del concierto lo pudo parecer. Aparece el maño ataviado con pañuelo rojo y gorro marrón. Complementos que suele vestir en la parte final de los conciertos. Rebenaque al frente del escenario con su acordeón y Mena portando su banjo. Estaba claro que iba a sonar ‘El extranjero’. Un grito musicado para derribar fronteras. Continuaron los bises con ‘Infinito’. Un tema difícilmente etiquetable y que prácticamente sonó igual que la original. ‘Que tengas suertecita’ también sin grandes cambios con tan sólo algunos arreglos de la mano de Quino Béjar.

Con ‘Sí’ la gente se divirtió con el estribillo “dímelo, dímelo otra vez’ y con la azulada ‘Lady blue’ llegó el final que no fue tal. Enrique Bunbury anunció que había una más. La elegida para finalizar el concierto fue ‘La constante’. Canción tranquila que vino a sustituir a ‘El final’ (ese increíble vals) como cierre de concierto. El único pero de la noche para un servidor.

http://www.enriquebunbury.com

Be the first to comment on "Bunbury supera las expectativas"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: