Johnny Hallyday: “Hello Johnny” + “Nous Les Gars, Nous Les Filles” (HooDoo Records / Distrijazz)

Texto: Txema Mañeru.

No es la primera vez (ni será la última) que el fantástico sello de música de hace más de 50 años, HooDoo Records, que distribuye aquí la gente de Distrijazz, aparece en estas páginas. Tampoco es la primera vez que tienen la brillante idea de coger dos de los más destacados álbumes de un artista y los meten en su solo compacto de precio reducido. Además le añaden algunos interesantes y golosos bonus-tracks. Si te pasas por www.hoodoo-records.com o por www.distrijazz.com encontrarás joyitas de este tipo de todos los más grandes. Bob Dylan, Elvis Presley, Joan Baez, Chuck Berry, Roy Orbison, James Brown, Fats Domino, Buddy Holley, Gene Vincent, Sam Cooke, The Everly Brothers, Jackie Wilson, John Lee Hooker, The Beach Boys, Ray Charles, Johnny Cash, Cliff Richard,  o Little Richard, por citar solo a los más relevantes, porque también tienen otros nombres menos conocidos pero la mar de atractivos.

Así por ejemplo te hablamos aquí de otros recientes como el “Ya! Ya” de Lee Dorsey, el “This Is Faron Young! + Hello Walls” de Faron Young o el doble “The Complete 1956-1962 U.S. Singles” de The Everly Brothers, con varios discos recomendables más en el sello, por cierto. Porque esa es otra de sus especialidades. Recopilar magníficos y recónditos singles y ofrecérnoslos en dobles compacto con dos horas y media de música y más de 50 temas. Eso acaban de hacer también con el killer, Jerry Lee Lewis del que acaban de publicar “Breathless. Original Sun Singles 1956-1962” con 50 temas en el que también meten 9 jugosos bonus tracks. Del gran pianista al estilo Fats Domino, Amos Milburn nos han traído “Let’s Have A Party. 1946-1961 Aladdin, Ace & King Sides”. 29 temas y casi 80 minutos del primer gran piano rock’n’roll man. Sí antes que el anterior y más grande Jerry Lee Lewis.

Pero no contentos con ello en HooDoo Records nos traen ahora grandes europeos. El más calentito no podía ser otro que Johnny Halliday, quizás por su reciente muerte. Siguen con sus libretos cuidadísimos de 16 o más páginas con currados textos, estupendas fotografías y preciosa memorabilia que hace las delicias de los fans más irredentos de los respectivos artistas. Aquí tenemos sus dos primeros discos más cercanos al rockabilly. “Hello Johnny + Nous Les Gars, Nous Les Filles”. Además añaden 8 bonus tracks que son todo un lujo para superar los más de 70 minutos y un total de 29 canciones. En los bonus tenemos un par de versiones del gran Charles Aznavour, de entre las que me quedo con la melódica ‘REtiens la nuit’ y sus guapos arreglos de cuerda. También aparecen varios de estos primeros éxitos en sus respectivas versiones en inglés entre las que me quedo con el ‘Oh! Oh! Baby’ y su primer éxito, ‘Souvenirs, Souvenirs’ que cierra el disco.

No por casualidad también lo abre ya que fue su primer gran éxito. Lógico sigue sonando festivo y contagioso y te engancha igual en francés que en inglés. ‘Depuis qu’ma möme’ es rock’n’roll salvaje con los brutales solos de Jean-Pierre Sasson y la rítmica de Jean Bonal. En ‘Je cherche une fille’ suena más rockabilly aún. No extraña que le bautizarán con el Elvis europeo y tampoco la devoción de Loquillo por él. A Loquillo también le encanta esa enternecedora balada que es ‘Pourquoi cet amour’. Luego están esas fantásticas versiones de clásicos del rock’n’roll en francés. Es el caso de la rockabilly ‘I got strung’ de David Hill o del ‘I want to walk you home’ de Fats Domino. También tenemos en este sentido el ‘I want that’ de Ben Weisman que suena guapa e insinuante como el ‘Fever’ y tiene un fantástico saxo. No faltan el ‘Cathy’s Clown’ de los Everly Brothers, el ‘Sweet nothin’s’ de Ronnie Self o el pegadizo estribillo de ‘You talk too much’. Pero es que también relucen perlas propias como ‘Qui J’ai’ o ‘Laisse les filles’. ¡Ideal para adentrarse en su vastísima discografía con más momentos destacados que esperemos recuperen también en HooDoo.

Aprovechamos esta ocasión para reivindicar a otro nombre europeo seminal y esencial, Lonnie Donegan. Nos trajeron a “El Rey del Skiffle” con un apasionante “Lonnie + Showcase”. De nuevo se trata de sus dos discos clave. “Lonnie” fue su obra maestra del 58 y “Showcase” su revolucionario debut del 65. Con los 5 bonus tracks casi 80 minutos de historia pura de la música británica. Auténtico pionero de todo el beat y el rock’n’roll británico. Un Lonnie Donegan que inspiró a Van Morrison, George Harrison, Roger Daltrey, Bill Wyman, Richard Thompson, Paul McCartney o Mark Knopfler, por citar tan solo a algunos de los más populares y relevantes. El recogió el folk, el blues, el swing, el góspel y el rock’n’roll americano, con especial predilección por los sonidos más negros, y lo transformó en un sonido propio y muy British que luego fue adaptado aún más en la década de los 60 para revolucionar todo el mundo de la música.

Las fotos, memorabilia y las extensas notas interiores de Gary Blailock (mayo 2017) vuelven a ser una gozada absoluta. Además vuelven a añadir las jugosas notas interiores de los dos LPs originales. Primero llega “Lonnie” su obra maestra del año 58 que se abre con el rock’n’roll, la diversión y el gran estribillo del ‘Sally don’t you grieve’ de Woody Guthrie, al que le insufla aires góspel. Tras el ‘Whoa back’ de Leadbelly llega la tradicional ‘Lonesome traveller’ con sus aires entre country y rock’n’roll. En otro tradicional arreglado por Woody Guthrie como es ‘Grand coulee dam’ tenemos alegría a borbotones y su fantástica e influyente guitarra en primer plano, aunque en su banda se juntaban hasta 3 guitarristas. En temas propios como ‘Light form the lighthouse’ también metía sus toques góspel. También hizo puro y precioso blues con genial guitarra como en ‘I’ve got rocks in my bed’. Cerró este seminal trabajo con la centelleante y llena de gancho ‘Long summer day’, también bajo su propia firma.

“Showcase” fue su debut del 56 y también abría con veloz country de la Carter Family al que seguía un pedazo de blues de Leroy Carr. ‘How long, how long blues’ contaba con el fantástico piano de Denny Wright y el potente bajo de Micky Ashman. Tras un estupendo lento como ‘Nobody’s child’ se salía también con un tradicional de la canción folk protesta como ‘I shall not be moved’. Se atrevía también con Leadbelly y otros populares tradicionales americanos, pero no dejaba de lado composiciones propias como el brillante blues lento, ‘I’m a ramblin’ man’.

Entre los jugosos bonus tracks brillaban los aires country de ‘Midnight Special’ (llevada al éxito por la Creedence) o una fantástica y lenta ‘The house of the rising sun’. Por cierto que este clásico total que luego haría Dylan o The Animals también está en el estupendo disco de Odetta del que antes te hablamos. El cierre es para un tema de puro skiffle como ‘The gold rush is over’ con esa velocidad y esas guitaras tan características. ¡Un gran artista a recuperar y un magnífico disco para hacerlo! ¡Ojalá hubiera muchos más sellos como HooDoo Records y Soul Jam Records cuidando los artistas y discos clásicos de hace más de 50 años con este mimo!

Be the first to comment on "Johnny Hallyday: “Hello Johnny” + “Nous Les Gars, Nous Les Filles” (HooDoo Records / Distrijazz)"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




A %d blogueros les gusta esto: